La Lección Blackberry

Posted on febrero 27, 2014

0



“[APPLE] ES UNA ESPECIE DE PARTICIPANTE MÁS DENTRO DE UN ESPACIO YA MUY OCUPADO POR UN MONTÓN DE OPCIONES PARA LOS CONSUMIDORES… PERO HABLAR DE [QUE SIGNIFIQUE] ALGÚN TIPO DE CAMBIO RADICAL PARA BLACKBERRY, CREO QUE ES EXAGERAR.” Corría 2007 y Jim Balsillie, el exitoso co-CEO de la aún más exitosa compañía canadiense Research In Motion (RIM), arremetía públicamente contra Apple y su recién presentado iPhone.

Justo el martes, mientras yo publicaba en El Club del Espárrago sobre la importancia de adaptarse al medio como forma indispensable de supervivencia, BlackBerry (antiguamente RIM) anunciaba su nuevo teléfono de gama económica con el que buscará recuperar cuota frente a los terminales iOS y Android en los mercados emergentes. Una de esas raras ironías de la vida, permítaseme decir. Es por ello que he decidido hablar sobre uno de los mejores y más autoexplicativos ejemplos de la adaptabilidad… o mejor dicho, la falta de adaptabilidad como catapulta al fracaso.

Mike Lazaridis y Jim Balsillie

Mike Lazaridis y Jim Balsillie

La implosión de BlackBerry (BBRY) ha sido impresionante. En 2008, la compañía tenía un valor de mercado de más de $80 mil millones de dólares. En aquel entonces, los antiguos co-CEOs de RIM, Jim Balsllie y Mike Lazaridis estaban en la cima del mundo de los smartphones. BlackBerry era la herramienta por excelencia para el empresario con poder, casi tan necesario como el traje negro a rayas. Las acciones de RIM eran las campeonas del mercado bursátil y el futuro parecía brillante. Entonces, pasó lo inesperado: Apple lanzó el iPhone. No fue tanto el novedoso dispositivo lo que atrajo problemas a la compañía, sino la forma en que los dos ejecutivos respondieron a la iAmenaza lo que arrojó el imperio de RIM contra el suelo. Hoy en día, el valor de la compañía se calcula en tan sólo unos $ 4.3 mil millones de dólares. De hecho, en los últimos tres años, la cuota de mercado de la compañía en Norteamérica cayó de un 70 % a un exiguo 5 %.

Para una mayor comprensión de cómo RIM/Blacberry llegó hasta ese oscuro lugar en el que ahora se encuentra, he aquí una serie de frases cuasi-monumentales de sus antiguos co-CEOs:

Empezamos en 2003. “Los Teléfonos con cámara serán rechazados por los usuarios corporativos.” -Mike Lazaridis. Si bien algunos Smartphones, en su mayoría BlackBerry’s, sí ofrecían la opción de “teléfono cámara”, por razones ligadas a la seguridad de una empresa; no existe prueba alguna de que los empresarios hayan rechazado las cámaras en los teléfonos.

WWDC 2007 - Steve Jobs introduce el iPhone

WWDC 2007 – Steve Jobs introduce el iPhone

Después de que Steve Jobs introdujera el iPhone en la WWDC de 2007, la larga espera de casi 6 meses para que el dispositivo fuera lanzado al público dio a los medios tiempo suficiente para documentar las reacciones de los ejecutivos de BlackBerry como Jim Balsillie. “[Apple] es una especie de participante más dentro de un espacio ya muy ocupado por un montón de opciones para los consumidores… Pero hablar de [que signifique] un cambio radical para Blackberry, creo que es exagerar.” – Jim Balsillie, febrero de 2007.

Dos meses más tarde, Balsillie volvió para causar revuelo con otro comentario sobre el iPhone, que aún no había sido liberado al mercado: “Lo he dicho antes y lo diré otra vez; Apple ha hecho un enorme favor a la industria, ya que, básicamente, le dijeron al mundo que espere un reproductor multimedia [iPod] como una función de software de un buen smartphone. Como la principal compañía de teléfonos inteligentes y la plataforma de la empresa, no podríamos comprar ese tipo de validación por $100 millones.“-Jim Balsillie, abril de 2007.

Debido a que los dispositivos BlackBerry siempre habían tenido un teclado físico, los ejecutivos de RIM fueron sumamente sensibles ante el hecho de que el iPhone no contaba con esta característica. “A pesar de lo lindo que es el iPhone de Apple, plantea un verdadero desafío para sus usuarios. Intenta escribir tu contraseña en la pantalla táctil de un iPhone, es un verdadero desafío. No puedes ver lo que escribes“. – Jim Balsillie, noviembre de 2007. “La tendencia en móviles más emocionante son los teclados QWERTY. Lo siento, realmente lo es. No lo estoy inventando.“-Mike Lazaridis, mayo de 2008. Seis meses después de este último comentario, RIM lanzaría el BlackBerry Storm, un teléfono touchscreen con un sistema de tipificación SurePress que se suponía debería sentirse como escribir en un teclado físico. Fue un fracaso comercial.

iPad 2 y PlayBook

iPad 2 (arriba) y Blackberry PlayBook (abajo) 2011

Justo cuando todo indicaba que las tabletas habían desarrollado un nuevo mercado, cualquiera podría haber asegurado que Lazaridis y Balsillie habían aprendido una lección con el iPhone. No podíamos estar más equivocados. “Así que la pregunta que hay que hacerse es: Cuando se trata de las tabletas, ¿qué mercado o qué oportunidades, se están abordando. Qué problema están resolviendo, y se trata sólo de un portátil de reemplazo? Creo que es difícil de juzgar.” Mike Lazaridis, abril de 2010. Seis meses más tarde, RIM anunció el BlackBerry PlayBook, que se lanzó sin calendario y -aunque parezca increíble para una compañía que se enorgullece de su tecnología de mensajería- sin alguna aplicación de correo electrónico.

RIM también llegó característicamente tarde al juego de las apps. ¿Por qué?, sólo hace falta leer este comentario: “Puede que haya 300,000 aplicaciones para el iPhone y el iPad, pero la única aplicación que realmente necesitas es el navegador. No necesitas una aplicación para la web… No necesitas ir a través de una especie de SDK… puedes utilizar las herramientas de la web… Y puedes publicar tus aplicaciones para el BlackBerry sin necesidad de escribir algún código nativo.“-Jim Balsillie, noviembre de 2010.

En abril de 2011, Jim Balsillie prácticamente predijo la caída de RIM de manera indirecta. Su comentario acerca de que las compañías que migraban de plataforma se preparaban para morir podría aplicarse hoy en día a… RIM. “Ninguna otra compañía de tecnología que no sea Apple ha migrado con éxito su plataforma. Casi nunca se ha hecho, y es mucho más difícil de lo que se cree. Esta transición es a donde las empresas de tecnología van a morir.“-Jim Balsillie, abril de 2011.

Yendo en retrospectiva a través de estas frases, ¿podría alguien sorprenderse con la caída de RIM?

No pasó mucho tiempo para que los dispositivos iOS y posteriormente los Android invadieran el mercado, causando furor entre los consumidores y, una vez dominado el mercado común, desarrollaran protocolos de seguridad más sofisticados y una mayor facilidad de gestión, colaborando con compañías como Good Technology, MobileIron y AirWatch, y rápidamente se convirtieron en opciones para el mercado empresarial. En reacción, Blackberry ahora quiere ayudar a las empresas a gestionar iOS y Android, pero podría decirse que ya es demasiado tarde.

En lugar de centrarse en abordar y mejorar su oferta para las empresas y convertirse en la plataforma de movilidad empresarial , Blackberry persiguió a los consumidores que inundaban a iOS y Android. No ayudaba fue el hecho de que en el espacio de los consumidores las características de Blackberry eran inferiores - desde la pantalla táctil , el tamaño , el navegador y la aplicación débil ecosistema. Zumbido de Steve Jobs no ayudó tampoco.

En lugar de centrarse en mejorar su oferta para las empresas y recuperar su lugar como la plataforma líder de movilidad empresarial, Blackberry persiguió a los consumidores que inundaban el mercado de iOS y Android. Tampoco aydó el hecho de que, para estos consumidores, las características de Blackberry eran inferiores -desde la pantalla táctil, el tamaño, el navegador y el débil ecosistema de sus aplicaciones-.

Al final, la caída del imperio Blackberry se puede resumir de forma sencilla: Arrogancia Corporativa. Valiéndose de su predominancia en el mercado empresarial, RIM ignoró las señales de un mercado que cambió rápidamente hacia el modelo de Apple, de consumidores buscando estilo y flexibilidad, llegando incluso a ridiculizar a ese competidor emergente.

El liderazgo de BlackBerry navegó desde entonces por el río de la negación. Incluso en 2012, cuando su entonces CEO, Thorsten Heins, aseguraba que no había “nada malo” con la compañía.

BlackBerry demuestra que Andrew Grove realmente tenía razón cuando dijo “sólo los paranoicos sobreviven“.

¿Lección aprendida?

Muchas empresas que se enfrentan a retos similares pueden aprender un par de cosas de Blackberry. Cualquier empresa -o persona- decidida a lograr algo de éxito debe tener la capacidad de cambiar, ser flexible y adaptar sus estrategias para alinearse a las necesidades del mercado. Sobrevivir es detectar los puntos débiles del cliente y las tendencias, asegurarse de que existe demanda real en el mercado -y valor real- de un producto antes de invertir en producción masiva.

Llámese Blacberry, Kodak, Lehman Brothers, Sony, Yahoo o como sea; si hay una cosa que es cada vez más evidente es que nunca se es “demasiado grande para caer”.

Anuncios