Adaptarse o Morir

Posted on febrero 24, 2014

1



LAS ESPECIAS QUE SOBREVIVEN NO SON LAS MÁS FUERTES, NI LAS MÁS RÁPIDAS, NI LAS MÁS INTELIGENTES; SINO LAS QUE SE MEJOR DE ADAPTAN. Adaptarse o morir. Ya lo decía Darwin y lo seguimos escuchando durante toda la niñez. Aunque sucede que adaptarse no siempre es cosa fácil. Primero tienes que resistir al entorno; resistir la competencia y sobrevivir a sus ataques, y -si es necesario- eliminar a los competidores. Hacemos lo que sea necesario para sobrevivir.

En el mundo empresarial no se vuelve más fácil. Por el contrario. Si Darwin aún viviera, hubiera cambiado el naturalismo por el marketing. Y hubiera postulado una teoría sobre la evolución de las empresas: no sobreviven las más grandes, sino las que se adaptan mejor a las nuevas circunstancias, es decir, las que innovan.

Así pues, el trabajo es arduo. Para mejorar no basta sólo con conocer el medio: se debe saber muy bien dónde se puede hurgar, cuál es el talón de Aquiles de la competencia, de los competidores, trazarse metas y, finalmente, aprender a luchar contra la adversidad.

Adaptarse o morir. Sin importar cuantas veces que lo escuchemos, aprender la lección nunca se vuelve más fácil. Esto se debe a una sencilla razón: somos humanos. Buscamos algo más que sobrevivir: queremos vivir. Queremos sobresalir. Queremos ser la mejor versión de nosotros mismos. Así que peleamos como animales para conseguir estas cosas. Cualquier otra cosa, se siente como morir.

Anuncios